20070417

Alfabetización Informática… más allá

El día de hoy, a través de los servicios de noticias a los que estoy suscrita, me encontré con dos artículos cuyos títulos me llamaron la atención: “El 70% de los jóvenes se informa únicamente a través de Internet” y “Una nueva moda, navegar sin ton ni son por el ciberespacio”.

En el primer artículo, el diario “El País” se refiere a un estudio español, donde la cifra corresponde a los jóvenes españoles menores a 25 años. El diario hace comparaciones con otro estudio que incluye a Alemania, al Reino Unido, Holanda y Estados Unidos. Un poco ocioso para nosotros si no tenemos los datos mexicanos o latinoamericanos. Sin embargo, creo que la inquietud la tenemos los profesores del SUJ: ¿qué porcentaje de nuestros alumnos se informa únicamente a través de la Internet? ¿mayoritariamente? Creo que los profesores diríamos que un número muy alto y, además, no estaríamos muy contentos con ello. El otro artículo (bastante malo, por cierto) de un diario llamado “iblnews”, hace referencia a un estudio británico sobre los usos de Internet, en donde al parecer cuando se navega para buscar algo, hay una tendencia a la distracción y a la navegación per se. A este fenómeno le llaman el “wilfing” (de “What Was I Looking For?”). El artículo es pésimo (hay referencias más serias en inglés), pero igual creo que como profesores tenemos esa pregunta, vemos a nuestros alumnos navegando ¿cuántos de ellos tienden al “wilfing”, al navegar por navegar?

Esto me hace preguntarme por los grandes retos de la alfabetización informática (la information literacy, como se le llama en inglés). Cierto que el acceso a los recursos es indispensable, que lograr un dominio de las herramientas tecnológicas también lo es. Pero ¿con eso la alfabetización informática está resuelta?

¿Porque a los profesores nos tiende a hacer ruido que la mayor parte de la información que usan nuestros estudiantes provenga de fuentes en la Internet? ¿Desconfiamos de lo que se puede encontrar en Internet? o ¿Desconfiamos de la habilidad de nuestros alumnos para hacer una selección apropiada? o ¿de su interés y tendencia al “wilfing” sobre un esfuerzo de búsqueda adecuado? ¿Un poco de todo?

Saber hacer búsquedas que nos ofrezcan cierto grado de confiabilidad en la fuente, localizar y procesar la información apropiada a una necesidad, y que esta sea oportuna y adecuada y completa y con reconocimiento de su grado de validez, y etc. ¿es suficiente para resolver la alfabetización informática?

¿Qué tanto usamos nosotros la internet?

Hay muchos retos, pero uno que me gustaría poner sobre la mesa a reflexión tiene que ver con nosotros, como profesores, y una, quizá, especie de brecha digital generacional.

Como profesores no solo tenemos que superar el reto del dominio tecnológico y de volvernos fuertes y exitosos localizadores de información adecuada en la Internet, para poder modelar esto en nuestros alumnos (que ya es bastante). Tenemos que ir más allá.

Porque la Internet no es solo un espacio potente para hacernos de la información requerida para nuestras tareas y aprendizajes. También es un espacio para aprender de maneras que no conocíamos antes, para hacerse de recursos para la acción o la reflexión por vías novedosas, para construir con otros. ¿Sabemos cómo? Nuestros alumnos navegan por el ciberspacio, un mundo nuevo, sin modelos que seguir, un mundo que está en construcción. ¿Somos parte de ese mundo? ¿Nos toca? ¿Es parte de nuestra alfabetización informática?

Publicar un comentario