20140818

Como aprendo inglés...

Otra vez el verbo “TU BI”? ...
o cómo aprender inglés de una buena vez y por todas.

Por Anagaby Rodríguez .

Aprender inglés, o cualquier idioma requiere de apertura. Necesitas abrirte a la diferencia y tomar en cuenta que el inglés nació independientemente del español. El inglés es una forma distinta de nombrar el mundo y la realidad. Si buscas encontrarle a cada palabra un referente conocido en español, sólo entorpeces el proceso. Déjate llevar, relaciona lo nuevo con imágenes, no con palabras. 


La gramática, la ortografía y la sintaxis son importantes, pero no lo son todo. Te sirven para estructurar, pero puedes hablar sin ellas. ¿Cuántas veces has dicho “no pos sí” cuando en realidad quieres decir “no, pues sí”? el punto es hacer llegar el mensaje, así que aléjate de la perfección y HABLA. 

Cuando aprendiste español durante tu crecimiento, los grandes te repetían una y mil veces “agua, agua, agua” o “mamá, mamá, mamá” y tú no tenías un diccionario para buscar la palabra y saber a qué se referían. Asociaste y repetiste. Usa la misma técnica. 

Escucha mucho, repite, asocia. Si te encanta una canción, escúchala muchas veces y “cántala” aunque creas que estás diciendo bla bla bla. Luego busca la letra en internet y te darás cuenta de que andabas muy cerquita de lo que decías. También sabrás cómo se pronuncia lo que lees, porque en inglés se lee diferente que en español. 
Salta a tu interior y siembra las palabras ahí
(imagen de Imaginero Macías)

Cuando veas tu serie favorita en inglés, o por enésima vez la película preferida de todos los tiempos, busca si tiene Close Caption (CC) –subtítulos en inglés especialmente para sordos o discapacitados auditivos- Así, estarás recibiendo el idioma a través de dos canales: el auditivo, porque escuchas lo que dicen, los diálogos, la entonación y las emociones; y el visual, porque estás leyendo el texto, reconociendo la pronunciación de palabras nuevas y conocidas y la puntuación.
Recuerda que cuando estás hablando inglés con un nativo de la lengua, ya sea de Norteamérica, Canadá, Inglaterra, Australia, o algún otro lugar, es porque ellos no hablan español. Así que generalmente serás tú quien conozca más de ambos idiomas. Siéntete orgulloso por ello y haz tu mejor esfuerzo. Es el otro el que está en “desventaja” y tú quien facilita la comunicación.
Animate, toma el micrófono y no lo sueltes
(foto Imaginero Macías)
 
De todas las personas que hablamos inglés en el mundo, un 70% lo aprendimos como segunda lengua o como lengua extranjera. Así que existen muchísimos acentos y todos son válidos. Es cuestión de acostumbrarte al de quien estás escuchando y de hablar con ritmo y claridad.  



No importa cuántas clases recibas, ni qué tan magníficos o pésimos maestros te las den, aprender depende de ti, y solamente de ti. Date el gusto, disfruta la oportunidad, goza el proceso. La recompensa lo vale.

Aquí, algunos sitios interesantes y útiles para que navegues y disfrutes de tu aprendizaje.



Publicar un comentario