20120417


FRONTERIZACIÓN CULTURAL

Humberto Macías
Docente individual, que no privado, y preguntón profesional.
Mis exalumnos y compañeros académicos, hiceron mucho revuelo contra la ley SOPA y su complemento PIPA en México. Y yo me pregunté si era por reacción adolescente o si realmente hay una tendencia oculta que atenta contra la educación y la cultura. Buscando no caer en mera teoría de la conspiración,  les comparto mi reflexión sobre este botón (SOPA) que provoca una pregunta más profunda, sobre la política mundial en la realidad virtual.
Como profesor hago mucho énfasis en el pensamiento crítico y la originalidad en los trabajos y creaciones de mis alumnos. También les invito a no hacer plagio intelectual, ni piratería comercial de productos de otros (tangibles o no). En muchas ocasiones trabajo doble o triple para evitarlo. Esta actitud hacia la originalidad y el pensamiento que aporta a la sociedad es entorpecido, en lugar de favorecido, con el ambiente enrarecido que genera, o puede generar, la Ley SOPA, PIPA o cualquier otra que busque obligar a la delación de piratería con medios propios y ajenos. ¿Cómo una ley antipiratería puede obstaculizar la creatividad y la originalidad? Es una paradoja, pero es lo que afirmo. La tendencia estas  iniciativas legales se encamina a criminalizar tanto al “pirata” como a las redes sociales, motores de búsqueda, empresas de hospedaje electrónico, y personas que tengan contacto con “el pirata” y no lo delaten. Implica proteger los derechos de propiedad  de unos, utilizando los medios de otros que no tienen relación con los primeros y que deben obedecer la ley por miedo al  castigo desproporcinado.  Las regalías de unos, apoyadas con los recursos ajenos.Me parece una extorsión. Es obligar al consumidor, a ser fiscalizador. Entonces el resultado puede ser terrible: la autocensura en la creación por temor al bulling del censor. ¿Quién puede crear en un ambiente de terror? Va contra la generación de cultura misma. Explico.
Nadie dá lo que no tiene. Si los alumnos, personas, niños, no tienen acceso a las piezas y símbolos de la cultura ¿Cómo van a contribuir a ella? La creación de sentido y significado en su mundo, depende de que primero consuman y vivan los productos culturales en los que están inmersos. Si no se alimentan y “se suben a los hombros” de los gigantes que tienen tras de ellos, estarán condenados a repetir sus pasos, sus fracasos o sus éxitos, sin darse cuenta que “reinventan el hilo negro”, y peor aún:  sin contribuir realmente al Espíritu de su Tiempo (Zeitgeist).
Recombinar lo existente es parte constitutiva de la creación. La creación de la nada no existe. La recombinación de lo disponible,  en su contenido, su estructura o su línea de exploración, es como puede irrumpir la siguiente idea genial. De las que hacen avanzar la cultura y la civilización.
¿Pero si lo cultural, no está accesible a todos sino parcelado, estancado, para obligar al “pay per view”? En lugar de sujetos culturales pasamos a ser consumidores y clientes cautivos. ¿Cuál será su materia prima si la cultura cuesta “por símbolo consumido” y con prohibición de reproducirlo de modo alguno? ¿Y si lo reproducen aún inconcientemente? (siguiendo el espíritu de su tiempo)
Esto rompe la cadena de la creación cultural, y por lo tanto de la tradición de cultivar seres humanos. ¿Por qué? Dos cabezas piensan mejor que una y logran sinergia. Con una tercera en red, se multiplican las posibilidades ¿Y con mil millones de ellas que se comunican sincrónicamente? ¿La Internet es una fábrica de cultura mundial o una cadena de distribución de “pasa-tiempo”?
¿Debo desmotivar a mis alumnos el compartir sus creaciones en la red por temor a que ser sancionados por “piratería” por un big brother que se mete haste en la SOPA?  ¿No es una amenaza estos deseos desproporcionados de protección a la propiedad privada cultural? Sepa quien pueda, quién es el que quiere realmente parcelar la Internet, y con qué intenciones inconfesadas. No creo que sea sólo por proteger la inversión de algunas empresas privadas. El medio me parece muy desproporcionado. Debo investigar mucho más, para poder adelantar una respuesta parcial, pero al menos puedo preguntar:
¿Se busca levantar fronteras culturales?¿Necesitaremos visa en el cybermundo del futuro?
Publicar un comentario